Genocidio, muerte a las brujas/Por Margarita Arellano Hernández

Lex Femme

Genocidio: aniquilación o exterminio sistemático y deliberado de un grupo social por motivos políticos o religiosos. La caza de brujas era un fenómeno generalizado y característico en Europa central.

En los siglos XVI, XVII, nueve millones de mujeres, fueron víctimas de genocidio con crueles torturas y espantosas muertes, en Europa y Estados Unidos, acusadas de brujería, estas mujeres no se han olvidado por su pasado e historia, sabiduría, conocimiento, independencia o por ayudar a quien se los pedía, si no por un icono de maldad y terror, con historias narradas de generación en generación.

Por un simple rumor público era suficiente para ser señalada y llevada a la hoguera cualquier mujer, solo bastaba que la vecina aconsejara a su hijo o soltara su lengua viperina para procesar a una mujer por brujería, eran diferentes motivos, ya sea porque dio a luz un hijo muerto o se callera de espaldas de una escalera y lo exagerado, porque la cruz se le rompió, o bajara la vista cuando se hablaba de brujas.

Que paso con aquellas mujeres que estudiaban las yerbas para hacer pomadas curativas, brebajes, para curar a las personas y niños, también se encargaban de la natalidad y de practicar los abortos, estas mujeres llamadas brujas por el pueblo y la iglesia, fueron acusadas y procesadas por brujería y herejía, cuando una mujer era acusada por ese delito, era muy difícil que fuera absuelta ya que en la tortura morían y a las que lograban sobrevivir, las obligaban a decir que eran brujas y terminaban en la hoguera.

Muchas mujeres ejercían el papel de lideresas espirituales, eran ejecutadas en público, esto con el fin de intimidar a la sociedad y las victimas idóneas eran las mujeres viudas, mayores, débiles, sin marido, o familia, era acusadas de brujería para quedarse con sus propiedades, así lo señala la investigadora Carol Karlsen sobre los procesos en Inglaterra, también eran acusadas por otras mujeres cuando se sentían disgustadas o celosas por la juventud y belleza de las mujeres era un peligro entre mujeres, ya que por envidia o celos las acusaban y señalaban de brujería. Si una mujer se defendía de un hombre las propias mujeres la consideraban peligrosa y la acusaban de brujería.

También se les atribuía de tener pacto con el diablo, se creía que al terminar el pacto, el diablo las marcaba en el cuerpo de la mujer que era bruja, al ser detenida les hacían una inspección para poder ver que no tenía marca alguna, de lo contrario, si había una cicatriz, lunar o algo que vieran que no les gustara, eran sospechosas de pactar con el diablo, también decían que el pacto consistía que les daban poderes sobre naturales, estos eran maléficos además de manejar los elementos de la naturaleza, así como dar muerte a niños y canibalismo, pero lo más risorio es que decían que tenían metamorfosis y que volaban en escobas.

El caso más sonado es el de las brujas de Salem y las brujas de Zugarramurdi, donde murieran cientos de mujeres en la hoguera señaladas por practicar la brujería. En 1682 se pone fin a las hogueras y terminan los procesos de brujería.

Correo: lexfemme.12@hotmail.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s