CREER

PIENSO, LUEGO ESCRIBO

CREER  

Por Akiles Boy *

“Believe” (Creer), es el nombre del álbum y canción icónicos de la actriz y cantante californiana (EU) Cherilyn Sarkisian, mejor conocida como Cher, dueña de una voz espectacular que a sus 73 años y más de cincuenta de carrera, sigue vigente en el mundo de la música y el show business. El tema “Believe” lanzado en 1998, fue sin duda, la producción de mayor éxito en su trayectoria musical. La letra de la canción revela el desencanto y la ruptura amorosa en una pareja. Se repite en la melodía la frase “Tú crees en la vida después del amor”. Después del dolor viene la recuperación. “Ya no hay marcha atrás”, ”Puedo sentir algo en mí, que no podemos continuar así” “No te necesito más”,” Porque sé que soy fuerte”.  

La canción fue un éxito mundial y significó el relanzamiento en el competido escenario de la música Pop, de la también ganadora de un Premio Oscar 1988 como mejor actriz (“Hechizo de Luna”, “Moonstruck”). Los mexicanos, treintones al término de los noventa, recordarán con seguridad “Believe”. Se vivía en el México de los ciudadanos, que ya empezaban a hacer visible su cansancio y hartazgo del sistema político, impuesto por un envejecido PRI,  el cual ya no soportaba la carga del lastre acumulado durante muchos años gobernando, y el notorio desprestigio social. El Partido agonizaba y la clase política apenas se daba cuenta o prefería ignorar la situación.

Esa etapa, en que México estaba a punto de sacudirse y de sacudir esa añeja estructura política que, desde tiempo atrás presentaba signos de acelerada descomposición y ya no respondía a las necesidades y expectativas de los mexicanos del fin de siglo. El año 1999 representaría el esperado preámbulo de una esperanza de cambio, la oportunidad ya estaba cerca. El País entero, con entusiasmo empezó a CREER en la posibilidad de una necesaria renovación o transformación. Una sociedad de incrédulos, que por fin despertaba, impulsada por la emoción que produce dejar atrás rezagos y sufrimiento.

En el 2000 aterrizó la transición, pero no la transformación. Después siguieron dieciocho años de más desastre y más deterioro social y de las instituciones. Antes del 2018, resurge con mayor fuerza el desencanto, la desesperanza y la irritación. Providencialmente al pueblo, le aparece otra oportunidad para CREER. Otra vez conjugar el verbo creer e intentar de nuevo salir del fondo, recobrar impulso y por fin ver la luz de la paz  y la prosperidad.

No se trata de la utopía moderna, es un simple acto de justicia para un pueblo que ha soportado todo. Con una sentencia de larga condena a sobrevivir en la pobreza y el subdesarrollo, por su comprobada acción y omisión. Hoy es tiempo de un nuevo llamado a CREER, de creer en nosotros, en nuestra capacidad individual y colectiva de crear y crecer. “Ya no hay marcha atrás”. Construyamos en el presente para tener un mejor futuro. Demos aliento a la unidad, no a la absurda y estéril polaridad. Para la manifestación del desacuerdo, la inconformidad y la crítica, está el ejercicio de la libertad de expresión, derecho sustancial en las democracias. Hasta la próxima.

Miembro de la Red Veracruzana de Comunicadores Independientes, A.C.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s