Del arrabal, al tango./Por Edgar Landa Hernández.

 “El tango es una forma de caminar.”

                                                                                                                     Jorge Luis Borges.

                                                          Del arrabal, al tango.

La tarde del día de ayer, se llevó a cabo en las instalaciones del colegio Veracruz, aquí en la ciudad de Xalapa, una amena charla sobre el origen del tango. Fue el Maestro e investigador José Miguel naranjo quien dio  cátedra  de sus conocimientos. A invitación del Colectivo Café literario, y  donde participó  como moderador el Maestro y escritor Alberto calderón. Con un lenguaje fluido y sobre todo con conocimiento de causa, el maestro naranjo se lució con su magistral plática con todos los asistentes, de una forma amena, el Investigador dio con fundamentos una breve historia del tango.

A decir de El investigador José miguel Naranjo, el inicio del tango se dio en los arrabales, barrios pobres donde prevalecía, la pobreza, la prostitución, gente de escasos recursos.

La cultura del tango nació en el Río de la Plata, entre las dos capitales de sus orillas: Buenos Aires y Montevideo. En la segunda mitad del siglo xix, una nueva clase social apareció en los barrios pobres de estas ciudades. Estaba compuesta por nativos, descendientes de esclavos e inmigrantes europeos. Entre ellos nació la cultura del tango, que al principio era solo su forma de vivir y hablar. El tango, entonces, no es exclusivamente argentino, sino también uruguayo. Los estilos musicales con más presencia en ambos países se unieron, y de ese mestizaje surgió una música y un baile muy originales para la época. Sin embargo, es importante tener en cuenta que el tango nació en las ciudades. Eso lo diferencia de otras expresiones populares de la música. La región del norte argentino, por ejemplo, tiene su propia música tradicional. Se llama folclore, y comprende estilos como la samba, el carnavalito o la chacarera.

Al inicio el tango se vea como un baile inmoral y mal visto.

Hoy en día, el tango es compartido por gente de todas las edades y de todo el mundo. Eso se debe en parte a su evolución musical, y en parte a su importancia para los aficionados. Porque el tango es mucho más que baile y música. El tango es también un símbolo de libertad.

Al tango se le ve en nuestro tiempo, como poesía, elegancia, pulcritud, cadencia.

Después de compartir  letras de algunos tangos, como Volver, la cumparsita, por una cabeza, yira, yira, milonguera, el Maestro Naranjo nos hizo caminar de la mano de Gardel por su buenos Aires, por las pampas argentinas donde al regocijo del bandoneón aclamaban al célebre cantante de tango.

Después de la charla, integrantes del colectivo Café literario, así como de invitados se tomaron la foto del recuerdo agradeciendo Al Maestro José Miguel Naranjo las facilidades para esta plática.

*Miembro de la Red Veracruzana De Comunicadores Independientes A.C.*

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s