LEX FEMME/Por Margarita Arellano Hernández.

Origen de la Catrina

.

La muerte es democrática ya que al fin de cuentas, güera, morena, rico o pobre, toda la gente acaba siendo calavera.

1952 a 1913, José Guadalupe Posas caricaturista, participo en medios como el Padre Cobos, El Ahuizote y La Patria ilustrada, sus criticas sociales eran para los gobiernos donde evidenciaban situaciones de una desigualdad e injusticia en el país y en la sociedad se hicieron famosos sus dibujos de “calacas”, con corridos, historias de crimines, políticos, damas, toreros entre otros.

La historia de la catrina empieza durante los gobiernos de Benito Juárez, Sebastián Lerdo de Tejada y Porfirio Díaz, se empezaron a popularizar textos escritos.

En la Época del Porfirio Díaz, José Guadalupe Posada, criticaba las clases privilegiadas, y realizaba escritos burlescos, acompañados de cráneos y esqueletos, el mismo siendo el precursor la llamo “Calavera Garbancera” se inspira para escribir en las personas que vendían garbanzos, y habían crecido sus finanzas, estas se avergonzaban de su sangre indígena y pretendían ser europeos, renegaban de su propia raza, herencia y cultura.

José Guadalupe, describe y dibuja a la Calavera Garbancera, con un sombrero grande con plumas y un esqueleto rumbero, de esa forma se burlaba de aquella gente que renegaba de sus rasgos indígenas, además de ser un crítico para los gobiernos.

1886 a 1957, el muralista Diego Rivera, en su obra llamada “Sueño de una tarde dominical en la alameda central”, ahí viste a la calavera con una estola de plumas, vestido elegante, sobrero colorido, donde le da porte y elegancia, al cual le llama “Catrina”,

Las catrinas estuvieron acompañadas en los periódicos por las famosas calaveras literarias, son versos mexicanos, en vísperas de día de muertos, se han hecho una cultura popular, para vivos y muertos, donde el mexicano se burla de la muerte.

La UNESCO, lo nombra Patrimonio Cultural Inmaterial de la humanidad en el año del 2008, el cual es catalogado como el “Ritual de los muertos”.

Hoy en día la catrina en un símbolo popular mexicano, que ha traspasado fronteras, representa las costumbres ancestrales de nuestros México, la riqueza espiritual de todo un país, respetando, recordando y queriendo a nuestros seres queridos, que emprendieron su viaje al mundo de los muertos.

Los mexicanos como cada año ponen una ofrenda en sus hogares, está compuesta por  comida, y gustos del difunto. Los abuelos platican que en estas fechas, los difuntos, visitan las casas, para llevarse el olor y sabor de las ofrendas que ponen en los altares sus familiares.

Recuerda; “la muerte nunca descansa, ponte abusado, porque si no viene la calaca y te alcanza”

Correo: lexfemme.12@hotmail.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s