PIENSO, LUEGO ESCRIBO. El drama en los medios / Por: Akiles Boy

Drama, drama y más drama para los mexicanos. Nos encanta y nos apasiona el drama. El éxito prolongado de los dramas del Cine de Oro y después de las telenovelas, fue prueba inobjetable. Se acuerdan del México conocido y reconocido como el Hollywood de las telenovelas, aquellas que producía, explotaba y exportaba la “fábrica de sueños” llamada Televisa. Haber cumplido esa loable misión de “entretener al pueblo” más ser soldado leal al PRI, le sirvió a la empresa, para convertirse en el emporio televisivo más importante de habla hispana durante varias décadas. ¡Tiempos que no volverán¡ Hoy la antes poderosa televisora, se debate en una inocultable crisis financiera y peor aún, de credibilidad.

Pues amables lectores, el drama continúa en el ambiente nacional, y no invocamos al dramatismo con el que los mexicanos soportamos, la ya extendida y extenuante temporada de inseguridad, que tiene como fondo la violencia que no tiene fin y la creciente delincuencia. Son ahora los programas de espectáculos y los medios del show business, impresos y digitales, que buscan posicionarse y compiten por las audiencias, para aumentar el rating, aprovechando el tema más sensible y conmovedor del momento, la muerte del gran interprete mexicano José José (José Rómulo Sosa Ortiz), icono del romanticismo en hispanoamérica.

Ya metidos en la ola informativa sobre el Príncipe  de la Canción, quien fuera uno de los grandes de la escena musical de nuestro continente, en los años setentas y ochentas, nos damos cuenta, que quedan al descubierto situaciones y hechos de su vida, que no habían salido a la luz pública, que solo estaban en la memoria de los pocos que lo conocieron o que estuvieron cerca del  extraordinario cantante. Ahora, se sabe más de José Rómulo, el ser humano, que vivió atrapado en un ambiente, del que pocos salen ilesos. Tarde o temprano se pagan facturas, por estar en la cumbre, por disfrutar de los placeres que traen la fama y el dinero.

Triste el final de José José, aquel de voz privilegiada, que enfermo se va de su País para morir en otro, como sucedió también con Juan Gabriel. El Príncipe, termina demolido por sus propias adiciones, excesos y las desventuras, no obstante su fuerte voluntad y esfuerzos, que le valieron para recuperarse y resurgir en el mundo musical. Un esperado desenlace por el cansancio y la fragilidad de su salud.

La historia de José José, admirado cantante, por su inigualable voz y estilo, el mismo lo dijera alguna vez, es semejante al de otros artistas, y diríamos a la de otros seres humanos. El tema “Seré” (1984) del compositor español Rafael Pérez Botija, quien también escribe “Gavilán o Paloma”, es la descripción de su vida. El intérprete reconoció que era su biografía artística. Copio dos estrofas, pero desde luego, es mejor escucharla “Un día llegará quizás, que tenga que pagar muy caro, por no saber decir que no, al ansia de llegar más alto” “Seré, quién todo lo dio por triunfar, dejando su vida al pasar, hecha pedazos” Hasta la próxima.

Miembro de la Red Veracruzana de Comunicadores Independientes, A.C.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s