Un clásico demagogo

Las multitudes lo adoraban pues sabía tocarles las fibras más sensibles, los miedos y anhelos. Pudo articular el cuento de que se vivía la peor de las épocas. Pese a múltiples advertencias, el pueblo lo eligió.

Origen: Un clásico demagogo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s