UN MAR AGITADO. LA RED NO DUERME

PIENSO, LUEGO ESCRIBO

 

UN MAR AGITADO. LA RED NO DUERME

 

Por Akiles Boy *

 

 

Una salida extraña ese día soleado a Veracruz, una cita con directivos de El Dictamen, Decano de la Prensa Nacional, con un grupo de amigos y cómplices en la tarea de la comunicación. La Red Veracruzana de Comunicadores Independientes, A.C., es apenas un selecto puñado de esforzados pensadores que luchan con demonios adentro y afuera. En su interior, porque los valores humanos en decadencia nos están llevando a algunos a la crisis existencial. En cielo abierto, porque en un entorno convulsionado, como el  vivimos en México y Veracruz, sin una salida cierta,  tenemos que sortear la dificultad de no encontrar sitio para nuestras ideas, en un ambiente adverso  de escasa tolerancia y  brutal apatía. Por esa razón, buscamos con afán oasis o refugios para aquellos que piensan diferente, aquellos que la comodidad les sirve para un carajo.

 

Nos ocupa el encuentro e interacción con otras organizaciones de la sociedad que participan y ya van encaramados en el tren de la evolución. El mundo y los terrestres cambian, no sabemos cuánto ni cuando, pero nuestra capacidad de asombro no tiene descanso. En los tiempos que vivimos no podemos quedarnos quietos, desaprovechar oportunidades, tirar al infinito energía y recursos, que son la envidia de otros. Los mexicanos debemos imponernos la obligación moral de actuar en forma inmediata en la recomposición del país, en recuperar la salud del tejido social, profundamente dañado en las últimas décadas, en reanimar el alma que se nos apaga dramáticamente por el cansancio y la desolación. Y el  hartazgo tan cerca de provocar una explosión.

 

Nos han puesto, desde hace varias generaciones, como en la escuela tradicional, a hacer planas en la libreta de caligrafía, de palabras que ya son vocablos necesarios en el habla coloquial, crisis, devaluación, atraso, recesión, inflación, estancamiento, austeridad, fraude, y varios más. Muchos años, demasiados, renovando la esperanza, esperando que pase algo que nos de aliento y claridad en el camino. Tiempo perdido. Al atraso, al retroceso, a los enormes rezagos, ahora se han agregado la violencia, la inseguridad y la anarquía. El estado de derecho avasallado por la corrupción y la impunidad enquistadas hasta en las tripas de la sociedad.

 

 

No estamos en la búsqueda de super héroes fascinantes como los creados por el cine holliwoodense, para que nos rescate del atolladero y cochinero en el que se convirtió este país, o nos salve de la legión de malvados que lo dominan y saquean con más perversidad que cualquier villano de ficción. Los ciudadanos de a pie, deseamos, soñamos con un mejor entorno, un país más justo, organizado, con plena vigencia del orden jurídico, con respeto a los derechos de los demás seres vivos. Un espacio compartido en el que exista paz, solidaridad, prosperidad y visión colectiva de futuro. Y eso no es una utopía, otras sociedades y naciones lo han logrado, sin conflictos, sin el sacrificio de grupos sociales.

 

El pueblo mexicano necesita, le urgen líderes  de verdad, de carne y hueso, no santos, solo que simplemente tengan la energía y sensibilidad para encarar el presente y enfrentar los desafíos que vienen. Ya no hay tiempo para pensarlo ni esperar diagnósticos. Varias generaciones han pagado y soportado estoicamente los últimos desastres naturales y los provocados por los gobernantes y los grupos de poder. Son esas, las que reclaman, exigen ya no cuentas del pasado, sino iniciar cuanto antes la reconstrucción del presente que ofende a la mayoría, y la construcción de un mejor futuro para todos los mexicanos de hoy de mañana. Ese es el espíritu que mueve a los ciudadanos y las organizaciones civiles, esa es la inspiración y la fuerza que terminaran con derrumbar los esquemas de una cultura perfilada e impuesta por quienes quieren condenar a esta nación a vivir una tragedia sin fin. Hasta la próxima.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

*Miembro de la Red Veracruzana de Comunicadores Independientes, A.C.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s